Páginas

jueves, 27 de diciembre de 2012

AYAS...UNA COMUNIDAD EMPRENDEDORA

"La inteligencia del hombre andino hizo construir hasta las casas en forma de andenes"


La comunidad campesina de Ayas, perteneciente al distrito de San Jerónimo de Surco, Huarochirí, es uno de los lugares con atractivos turísticos no muy conocido aún, pero gracias a la organización comunal y la empresa Vacas Felices vienen impulsando un desarrollo sostenible importante.


Para llegar a la comunidad y posteriormente partir a sus dos atractivos turísticos; la catarata de Mortero y la ruinas de Huacapune (en la próxima travesía llegaremos a esos lugares), tenemos que llegar hasta el km 69 de la carretera central. En el puente de Habich encontramos un desvío que después de 30 minutos de caminata (también pueden llegar en carro) nos hará llegar hasta la Comunidad de Ayas.



La trekking no es muy exigente hasta este lugar, pero por la fuerte pendiente en que se encuentra asentada la comunidad, con mucha rapidez descienden las aguas de las lluvias y la neblina. Durante el recorrido podemos observar a las vacas alimentarse de los pastos que han sido mejorados por los comuneros gracias al apoyo técnico.




















La comunidad cuenta con una pequeña iglesia y un local comunal donde, previa conversación con el presidente de la comunidad se pueden hospedar para a primeras horas del día siguiente salir a realizar las rutas.
La festividad principal de AYAS comienza el 15 de Diciembre en honor a su patrona la Virgen Santísima, durante estos días la población participa festivamente.

La mayor parte de la población se dedica a la ganadería y también a la agricultura, pero una de las experiencias recogidas en esta travesía fue sin duda enterarnos de la presencia de la empresa Vacas Felices, le contamos de que se trata.

LAS VACAS FELICES DE AYAS

Hace más de 10 años una familia emprendedora de la región ganadera por excelencia, Cajamarca, emprendió una de sus proyectos más ambiciosos. Con el conocimiento en agroecología y una filosofía basada en la búsqueda de la felicidad de las vacas en su labor productiva, decidieron migrar a Lima para hacer realidad su proyecto. Luego de algunos años en Lima decidieron trasladar su centro de producción a un lugar donde las vacas pudieran ser libres y felices al pastoreo en la serranía de Lima y así llegaron a la comunidad campesina de AYAS. Nos cuenta Nery (amable trabajadora que nos brindó la información) que a su tía, líder y fundadora de la empresa, Ayas le hizo recordar mucho su Cajamarca querida, así que no dudaron en establecer en Ayas su centro de producción.
La visión que desde el inicio mostraron a la población sosteniendo que "su estrategia como productores agroecológicos es adaptar, aplicar y diversificar tecnologías y procesos que nos permitan ser sostenibles ambiental y socialmente. Acercando a productores y consumidores responsables para compartir experiencias que nos enriquezcan mutuamente." 

Lo que nos ofrece Vacas Felices son Yogurt ecológico de diferentes sabores entre los que destaca el de aguaymanto (capulí), una exquisita mantequilla artesanal y la venta de huevos de calidad. Para obtener productos de calidad la empresa capacita constantemente a sus productores.




                                      Nery enseñando el aguaymanto para producir Yogurt

Sin lugar a dudas la labor que viene realizando Vacas Felices es un ejemplo de integración para el desarrollo sostenible de las comunidades con las empresas. Mas de estos ejemplos nos falta potenciar en el rubro del turismo para que cada vez más la población sea el beneficiario directo de la grandiosa suerte que tienen de vivir en sitios tan hermosos.

La fuerte lluvia, la falta de equipo y la hora hicieron imposible que en esta ocasión pueda completar la travesía hasta la catarata de Mortero y las ruinas de Huacapune...pero eso no hizo imposible de que aproveche el tiempo para conocer nuevos amigos y amigas y apreciar de cerca la alegría que transmiten con cada una de sus miradas.









Con el compromiso gritado a los vientos fríos de Ayas de volver pronto y completar la travesía, me despido de este lindo pueblo que me recibió con mucho cariño.







3 comentarios:

  1. Aylas, tierra linda huarochirana, entre San Jerónimo de Surco y Matucana, en la parte alta del puente colgante Habich,"puente rojo", paraíso de las paltas y chirimoyas,paisajes,fábrica de productos lácteos, agua todo el año y su Patrona es María, la Madre del verdadero Dios, la Inmaculada Concepción.

    ResponderEliminar
  2. los niños de aula Innovadores de 5 años de la Institución Educativa Nº 129 - Matucana, están muy felices y orgullosos de conocer Ayas, la empresa de yogur "vacas felices"los productos que venden son muy ricos y naturales.
    se les invita a todas las personas a conocer y saborear los productos

    ResponderEliminar
  3. Sera uno de los proximos lugares que visitaremos.

    ResponderEliminar